25 July, 2012

Violencia policial contra niños mapuche y el silencio del Sename

Mientras en Santiago se afinaban las nuevas políticas de seguridad para contener la “violencia en La Araucanía”, al sur del Bío Bío otros cinco menores de edad sufrían las consecuencias, una vez más, de la violencia policial. Nada de ello se habló en la capital.
Violencia policial contra niños mapuche y el silencio del Sename
Por Julio Parra Bertín
Más policías. Esa fue la decisión de la Cumbre de Seguridad, celebrada en La Moneda, para tratar el “recrudecimiento de la violencia en La Araucanía”. Medida coercitiva de pronóstico predecible. Más violencia, menos solución al “conflicto”.
Conflicto que tiene entre sus víctimas a numerosos menores de edad, invisibles para la institucionalidad, que incluso llevó al delirio al ex subsecretario del Interior, Patricio Rosende, que en noviembre de 2009 aseguró que encapuchados utilizaban a niños mapuche como escudo en enfrentamientos con Carabineros.
Este lunes 5 niños de la comunidad Tradicional de Temucuicui fueron baleados por Carabineros, cuyas fotos se difundieron por las redes sociales por internet con el propósito de denunciar estos lamentables hechos. No hubo escudo que los salvaran. Las balas no fueron percutidas en un enfrentamiento y tampoco en el desalojo del fundo la Romana, ocupado por comuneros mapuche que reclaman derechos ancestrales sobre dichas tierras. Fueron disparadas en el Hospital de Collipulli, mientras los menores visitaban a sus padres, tíos y familiares detenidos. Se suman a Lautaro N., herido por la espalda de 10 impactos de balines en el allanamiento del 20 de abril, también en Temucuicui.
Cinco nuevos heridos que vienen a engrosar la lista de menores de edad violentados por Carabineros y que han sido motivo de diferentes acciones judiciales. En diciembre de 2011 la comunidad Wente Winkul Mapu recurrió de protección tras los allanamientos del 4 y 5 de noviembre, donde nueve niños y adolescentes fueron víctimas del accionar policial. El recurso fue acogido por la Corte de Apelaciones de Temuco pero, finalmente, fue revocado por la Corte Suprema.
En enero de 2012, ocho menores de edad sufrieron los embates de los gases lacrimógenos durante un allanamiento en la comunidad José Guiñón de Ercilla. También la comunidad recurrió de protección sin resultados favorables.
En definitiva, sólo en los últimos 9 meses, son más de 20 los menores de edad baleados y vulnerados en sus derechos sin que la institucionalidad competente, el Servicio Nacional de MenoresSename- se pronuncie y mucho menos tome acciones al respecto.
El abogado patrocínate de ambas recursos, Nelson Miranda, opina al respecto: “Es escandalosa la omisión culpable del Sename, que por mandato está obligado a pronunciarse en caso de que exista vulneración a menores, más aún, cuando en estos casos, hay niños con heridas graves que soportan un fuerte impacto psicológico”. Añade que la obligación del Sename, en el caso de niños mapuche, debería ser el doble porque “los violentistas son los propios agentes del Estado”.
Uno de los cinco menores heridos el lunes en Temucuicui, recibió 4 disparos de perdigones en su cabeza, uno de ellos en su oreja que lo mantiene sordo, al igual que el Sename que, impávido, continúa haciendo casos omiso a esta realidad y a su propia misión institucional que le exige “contribuir a la restitución de derechos de niños, niñas y adolescentes, vulnerados/as”.
Claramente existe una colusión de los organismos de Estado frente a este materia. Si ayer (lunes) se disparó a mansalva a nuestros niños, luego de la Cumbre de Seguridad la violencia hacia las comunidades aumentará por parte de las policías. De eso estamos seguros”, sentenció Mijael Carbone Queipul, werken de Temucuicui Tradicional, que de paso adelantó querella contra Carabineros por los disparos contra los menores.

No hay comentarios: